Etiqueta: sexshop

 
VIBRADOR SILICONA SASHAY BUNNY II 10 FUNCIONES RECARGABLE
+

Juguetes sexuales divertidos para parejas

La introducción de juguetes sexuales para parejas en una relación puede ser un interesante medio de profundizar el grado de intimidad que existe entre tú y tu pareja e insuflar un poco de aire fresco en vuestras actividades sexuales. Los juguetes sexuales ayudarán a descubrir nuevos placeres hasta ahora desconocidos. Si eres capaz de compartir esto con tu pareja, estáis en un muy buen camino de cara a logar una vida sexual mucho más plena y satisfactoria.

Existe un buen número de juguetes sexuales específicamente diseñados para ser usados por dos personas, también denominados juguetes eróticos. Normalmente, estos juegos para jugar con tu pareja se centran en aumentar el placer femenino aunque en ocasiones proporcionan también una experiencia interesante y estimuladora a la parte masculina de la pareja.

En EroticaMujer hemos seleccionado los que creemos son los 5 mejores juguetes eróticos para ser usados a dos:

Stroker

Generalmente llamados también masturbadores masculinos, el stroker es un excelente juguete no excesivamente caro que puede ser fácilmente utilizado en pareja. Su parte interior está dotado de unas rugosidades que estimulan las sensaciones durante el sexo oral mientras que la pared exterior tiene unos nódulos suaves y sedosos al tacto que proporcionan una agradable sensación mientras se utiliza. Los masturbadores se mueven literalmente arriba y abajo a lo largo del pene, lo que excita enormemente al hombre. Pueden ser utilizados para los juegos preliminares y puede también ser de gran ayuda en caso de aparecer los primeros síntomas de una disfunción eréctil.  El uso del STROKER desde luego ayudará a tu compañero a ponerse a tono con un renovado vigor.

Siempre se recomienda combinar el uso del stroker con un lubricante de base agua. El lubricante incrementará las sensibilidades y evitará problemas ocasionados por la fricción.

FixSation

juguetes-sexualesEste innovador juguete para parejas es el primer instrumento erótico diseñado para que, sin ser invasivo, pueda ser llevado puesto durante la práctica del sexo. Entre el 70 y el 80% de las mujeres tienen dificultades para llegar al orgasmo a no ser que su clítoris sea estimulado. Juguetes eróticos como el FixStation proporciona esta estimulación del clítoris sin que su portadora deje de estar extremadamente sexy.

Llevado como si fuera una braguita, FixStation produce un suave y vibrante movimiento en el clítoris, extremadamente estimulador. Pero igualmente es una especie de braguita abierta, lo que no deja de ser seductoramente sexy Tampoco obstaculiza los movimientos del acto sexual.  Está dotado de 5 grados de estimulación diferentes, que se elevan progresivamente. Se recarga mediante un cable USB (incluido en el embalaje) y se envía con una caja satinada para guardarlo. Se puede limpiar fácilmente.

juguetes-sexuales

Anillo vibrador

Comúnmente conocidos y vendidos como anillos peneanos, cock ring y también “anillos del amor”, estos aros limitan el flujo de sangre hacia el pene erecto ayudando a mantener la erección tanto en fuerza como en duración. Anillos como el Dorcel  Power Clift o similares son excelentes para las mujeres al contener una protuberancia con unos nódulos elevados que estimulan el clítoris durante el acto sexual. La intensidad de la vibración tanto del aro como del estimulador del clítoris puede controlarse sencillamente mediante un botón de mando, incrementando el placer en ambas partes de la pareja.

Los anillos fabricados en silicona, como éste que hemos mencionado, se pueden expandir para adaptarlo al cuerpo y con la ayuda de un lubricante base agua puede colocarse fácilmente. Asegúrate de retirarle anillo a tu pareja antes de que se quede dormido. De lo contrario puede despertarse con una desagradable sensación ocasionada por al menguado flujo sanguíneo al pene.

Huevo vibrador con control remoto

Éste es un juguete para parejas a las que les guste experimentar con instrumentos novedosos y no con lo que consideran antigüedades. Los huevos vibradores proporcionan a la mujer una fuerte estimulación interna. Puedes dejar el mando a tu pareja para que controle la intensidad de las sensaciones – verdadera nueva dimensión del placer. Este huevo se coloca en el interior de la vagina por lo que es muy discreto. Ideal para parejas que buscan nuevos y sensuales retos y aventuras excitantes, ya que se puede llevar en cualquier sitio. El huevo vibrador Dorcel Remote Control tiene 10 diferentes intensidades de vibración, está fabricado a prueba de agua, carece de cables y es casi casi completamente silencioso.

We-Vibe

We-Vibe 3 fue el primer juguete erótico en el tiempo para parejas y diseñado para ser llevado puesto durante la práctica del sexo. Es pequeño –aunque siempre hay espacio suficiente en la cama para tu pareja y el juguete- y tiene una forma de “C” para una doble estimulación, del clítoris y del punto G. Se lleva puesto por la mujer durante el acto, pero estimula también el pene de la pareja. Además del juguete solo necesitarás un buen lubricante de base agua. WE-Vibe 3 es totalmente resistente al agua por lo que es perfecto para ser usado en la bañera, en la ducha o en un spa. Es recargable y viene también provisto de un mando de control a distancia. Ofrece 6 intensidades diferentes de vibración y puede ser usando tanto con o sin la pareja. Viene también en una discreta caja para mantenerlo a recaudo, limpio y seco.

Siempre se recomienda utilizar un spray higiénico con los juguetes eróticos, tanto antes como después de su utilización. Mantener esta higiene es doblemente esencial si vas a usar el juguete con tu pareja en orden a evitar el riesgo de alguna infección. Los sprays higiénicos no son demasiado caros. En cualquier caso, es una inversión en seguridad y tranquilidad que bien vale la pena.

DILDO REALISTICO CARNE 15,5 CM
+

Usos de los vibradores

Actualidad en el uso de los vibradores

La sexóloga estadounidense Betty Dodson empezó a utilizar vibradores en sus talleres de salud sexual femenina a mediados de la década de 1970 y después de varios años los aparatos fueron reapareciendo en los estantes de tiendas fuera de los sex shops.

El uso del vibrador recibió otro impulso en 1986, cuando en medio de la crisis del sida, el Cirujano General de los Estados Unidos C. Everett Koop lo incluyó en una lista de prácticas de sexo seguro dentro de un paquete de información acerca del sida que se envió a 107 millones de familias estadounidenses.

Hoy en día se acepta generalmente que el uso de los vibradores no causan ningún efecto sexual negativo y que se pueden disfrutar en pareja como parte de una relación sexualsana.

Vibradores para la gente con discapacidades

Recobrar la habilidad de tener una vida sexual activa y satisfactoria es el mayor deseo entre las personas que tienen más de un año paralizadas de la cintura para abajo debido a una fractura traumática de la columna vertebral, según los resultados de una encuesta realizada en 2004 por el Centro de Investigaciones Reeve-Irvine de la Universidad de California.

Los vibradores pueden tener un rol clave en la vida sexual de estas personas con discapacidades por tres razones:

  1. para las personas que tienen un control limitado de sus brazos, manos y piernas, el uso de vibradores les puede hacer más fácil estimularse a si mismos y a sus parejas.
  2. estos aparatos pueden ser la única fuente de estimulación sexual para las personas que por razones médicas tienen un contacto extremadamente limitado con el mundo exterior y muy pocas probabilidades de encontrar pareja.
  3. para algunos hombres que han sufrido daños a la columna, o que están paralizados por otras lesiones o enfermedades, el uso de vibradores puede ser su única oportunidad de procreación. Cuando la conexión entre el sistema nervioso central y los genitales han sido dañadas, el pene no recibe y no reacciona a los estímulos que le envía el cerebro. Es normal que estos hombres tengan de vez en cuando erecciones espontáneas, pero es raro que lleguen a la eyaculación. Este problema se puede resolver mediante el uso de un vibrador lo suficientemente potente.

Existen varias compañías estadounidenses y europeas que se especializan en juguetes sexuales que integran tecnologías de apoyo para la gente con discapacidades. Xandria, por ejemplo, fue fundada en 1974 por una profesora de fisioterapia de San Francisco. Los primeros catálogos de Xandria eran básicamente largas listas de juguetes sexuales con descripciones y críticas detalladas que asignaban puntos según su facilidad de uso para las personas con limitaciones físicas causadas por amputaciones o por enfermedades degenerativas como la artritis.

PLUG VIBRADOR CONTROL APP SILICONA SURFER 6 FUNCIONES RECARGABLE
+

El Vibrador.

El vibrador es un complemento sexual que se utiliza durante la masturbación y las relaciones sexuales.

Origen de los vibradores.

El médico británico Joseph Mortimer Granville es considerado el padre del vibrador por haber inventado el primer vibrador de baterías en la década de 1880. La meta era usarlo en el consultorio médico como una herramienta terapéutica para combatir lo que en la época victoriana se conocía como histeria femenina. ARNES VIBRADOR FF VIBRATING STRAPLESSPreviamente, el tratamiento era que los médicos acariciaran manualmente a la paciente hasta que alcanzara el orgasmo, que en el contexto de la época se le denominaba «paroxismo histérico» al considerar el deseo sexual femenino reprimido como una enfermedad.

Historia del vibrador

A finales del siglo XIX, los “tratamientos” con vibradores eran uno de los servicios más populares ofrecidos en los balnearios de lujo en Europa y Estados Unidos.

La compañía estadounidense Hamilton Beach lanzó en 1902 el primer vibrador eléctrico para venta comercial, convirtiendo al vibrador en el sexto aparato doméstico en ser electrificado. De hecho, el vibrador eléctrico llegó al mercado mucho antes que otros aparatos domésticos que hoy se consideran esenciales, por ejemplo: nueve años antes del aspirador y diez años antes de la plancha eléctrica.2

Muchas compañías diseñaron sus propios modelos y las diversas versiones se anunciaban prominentemente como máquinas de masaje antiestrés en revistas y catálogos de costura y modas. Una página del cátalogo Sears de electrodomésticos de 1918 incluye un vibrador portátil con accesorios, anunciado como “muy útil y satisfactorio para el uso casero”.

Aunque la mayoría de los vibradores estaban destinados a un público femenino, también se diseñaron algunos para uso masculino, incluyendo modelos en forma de cinturón, que se decía ayudaban a estimular la circulación, y vibradores internos para dar masaje y “descargar” la próstata.VIBRADOR REALISTICO ACABADO BRILLO PEARL SHINE VEINED

La imagen y reputación de los vibradores cambió completamente a mediados del siglo XX por dos razones. La primera fue que en 1952, la Asociación Americana de Psiquiatría declaró oficialmente que la histeria femenina no era una enfermedad legítima, sino un mito anticuado. El segundo motivo fue que la popularidad del cine en general hizo que las películas pornográficas tuvieran más difusión, y varias de ellas mostraban actrices utilizando el vibrador como juguete sexual.

Los vibradores se vendían disfrazados de utensilios de terapia. Cuando salió a la luz que el tratamiento para la histeria femenina era básicamente una sesión de masturbación (ya que la enfermedad no existía), y el cine porno demostró los hechos en pantalla grande, la gente empezó a ver a los vibradores como objetos de perversión sexual. Esto causó que los vibradores desaparecieran de las revistas femeninas, catálogos y estantes de tiendas populares, como Sears Roebuck, donde se habían vendido por casi medio siglo.

En la actualidad el modo de compra más habitual es a través de los Sex shop o Tiendas Eroticas.

+

Bondage

Bondage (del inglés to bind, maniatar); denominación aplicada a los encordamientos eróticos ejecutados sobre una persona vestida o desnuda.

Los atamientos pueden hacerse sobre una parte o sobre la totalidad del cuerpo, utilizando generalmente cuerdas especiales que pueden encontrarse en cualquier sex-shop, pero también, con cierta frecuencia, cadenas (aunque esto estaría más próximo del BDSM), y, más en general, cualquier otra cosa que pueda servir para inmovilizar a una persona. Con cierta frecuencia, a la persona se le aplica una mordaza.

El bondage puede usarse como práctica estético-erótica, como parte de una relación BDSM, como una variante erótica más o como elemento en ceremonias de dominación o de sadomasoquismo. Aunque existen desacuerdos (especialmente cuando sólo se usan cuerdas) se suele considerar como formando parte de la llamada cultura BDSM.

 

+

Juegos Sexuales

Se conoce como juego sexual a los preludios del acto sexual. Con estos juegos se desarrolla la exitación de la pareja y la lubricación de los órganos genitales, lo cual facilita el coito. Los juegos sexuales pueden realizarse desde breves minutos hasta varias horas antes de producirse el acto sexual.

Su variedad es infinita, desde la más leve insinuación por la palabra —ya sea en vivo como por otros medios (telefónico, radiado, televisivo)—, pasando por la más delicada mirada o gesto (con los ojos, los labios, las manos), incluyendo un tocamiento o roce por “equivocación” (con las caderas, los senos, los glúteos, las manos), hasta escenas muy específicas preparadas con anticipación.

Otra posibilidad es utilizar distintos tipos de ropa, por ejemplo lencería o uniformes de enfermera o policía. También se puede agregar algún tipo de juguete sexual. Estos se venden en tiendas especializadas llamadas tiendas eroticas y/o sex-shops y van desde un par de dados que le indican a la pareja qué parte del cuerpo debe besar o acariciar, hasta un dildo o vibrador.

A veces, el llevar a cenar a la pareja de forma discreta a un restaurante con categoría puede servir también como previo a cualquier tipo de juego o fantasía sexual. No hay que descartar el sutil regalo de algo imprevisible pero confortador.

Con los juegos sexuales se puede conseguir más intimidad entre la pareja y es otra forma de conocerse íntimamente. Algunos sexólogos los recomiendan en parejas maduras que han perdido un poco la pasión en la cama.